Reflexiones e Historias

11/15/2015

El Hombre Viejo

El hombre viejo miraba desde la ventana como caían las gotas de agua por la ventana, como las hojas de los árboles se zarandeaban por el viento de la tormenta de aquel día, era un día triste, pero el estaba feliz, se miraba en el reflejo de la ventana, contemplaba sus arrugas y se reía, el hombre viejo no podía hacer nada por su propia voluntad, no podía vestirse, el suero era su comida, no podía ir al baño sin que una enfermera tuviera que ayudarlo, aquel día recibió la noticia de que padecía una enfermedad terminal y lo único que hizo el hombre viejo fue sacar una sonrisa y mirar hacia la ventana, mientras estaba sentado en el sillón de la habitación, el medico llamó a los hijos para comunicarles la noticia y en que su padre estaba feliz por ello.


A la noche de aquel mismo día sonó la alarma que provenía de la habitación del hombre viejo, un leve infarto pero los médicos pudieron ponerlo salvo, el médico se quedo con él toda la noche y veía como el hombre tenia un rostro de felicidad y el medico ante la incertidumbre, le dijo que porque estaba así,pasaron unos pocos segundos hasta que el hombre viejo le contestó:

" He crecido con una familia humilde y trabajadora, tuve una infancia y adolescencia feliz, me enamoré de una chica hace 47 años y esa chica se convirtió en mi mujer, hemos tenido dos hijos maravillosos, hemos hecho el amor hasta expulsar nuestro ultimo aliento, he podido observar cosas que muchas personas solo podrán leerlas en los libros, verlas por Internet o en fotografías, tengo 86 años hijo, y en esta vida solo puedo estar triste por una cosa, mi mujer falleció hace dos años a causa de un cáncer y lo último que me dijo fue; "hasta pronto cariño, te estaré esperando, te quiero", ¿que porque estoy asi de feliz?, sus papeles dictan que no me falta mucho de vida, pero lo que yo veo es que me falta muy poco para volver a estar con ella, recuerda hijo, siempre hay que ver el lado bueno de las cosas..."