Reflexiones e Historias

12/13/2015

Una Sinfonía Invernal

Todas las personas adoran el verano, es normal, todos los días salimos de fiesta, todos los días hay un sol esplendido, no hay nada de que preocuparse, estamos de vacaciones. Esa estación donde las relaciones florecen en cada rincón incógnito, pero me gustaría hablar acerca del invierno, concretamente de la lluvia invernal.



No llevar paraguas porque quieres mojarte y sentir ese tacto cuando las gotas rozan tu piel, cuando te mojan el pelo y poco a poco cae esa gota inocente de tu frente, ese mirar al cielo con los ojos cerrados  y con la boca a medio cerrar, sentir como el agua te da besos y el viento envidioso te abraza con su brisa, la nota que tienen cada una de las gotas cuando chocan contra el suelo, parece como si tocaran una sinfonía, no se vosotros pero a mi me encanta la lluvia y me enamora mas cuando me acompaña mi pareja, pasear cuando la lluvia ha comenzado su concierto, agarrarnos nuestras manos mojadas y correr hasta un lugar donde poder escuchar mejor la preciosa sinfonía, apartarle el pelo húmedo hacia un lado con suavidad, con ternura, darle caricias con el pulgar de mi mano izquierda en su mejilla, mientras los otros dedos le dan calor en el cuello, mirarnos a los ojos y lentamente acercarnos, hasta que nuestros labios estén tan cerca que exhalamos a la vez como si fuera nuestro ultimo aliento, ese respirar nervioso que tenemos cuando nuestro amor esta cerca.

Estar en casa y contemplar como las personas corren para no mojarse, como las hojas de los árboles bailan porque sabe que ese sonido les da vida y fuerza. Irme a dormir mientras el concierto ha empezado, cerrar los ojos y escuchar el romper de las gotas, en como se divide esa misma gota en otras mas pequeñas, es mi nana para irme a dormir, una nana que cuando llega el verano echo de menos.

La lluvia tiene misión, nació con un propósito y es la de limpiar y purificar el planeta, ¿vamos a convertirla en un arma que nos matará a todos?, porque si seguimos así, se convertirá en un arma que arrasará con todo a su paso. Una lluvia ácida se avecina, una lluvia que ningún ser vivo y ni el cemento estará a salvo, el fuego quema y el agua moja, desde hace años hemos querido en fusionar partículas para crear otras mejores y al final sin darnos cuenta crearemos la partícula final: el agua ígnea

El agua de techo azulado cambiará, ya no será cristalina como el agua más pura y virgen que conozcamos, en vez de dar vida la arrebatará, la hará morir lentamente para que nos demos cuenta que hemos sido los culpables de la destrucción de nuestro hogar


" La sabiduría del cielo baja con la lluvia" - Paulo Coelho