Reflexiones e Historias

11/19/2015

Personas Únicas

Mike y Frank, dos amigos que se encontraron y se vieron por primera vez desde hacia 25 años, fue el mejor amigo que uno  podría haber tenido, los dos eran inseparables, amigos de verdad, de esa amistad que aun no viendo a esa persona no se deteriora, a pesar de la falta  de su compañía.


Frank de 68 años, se levantó un día como otro cualquiera, se fué al servicio y se colocó la dentadura, se miró durante unos segundos en el espejo, apartó la mirada en dirección al grifo y se lavó la cara. Bajó a la cocina para preparar el desayuno a su mujer y para él, una vez acabó, se predispuso a irse al bar a pasar el día, después de jugar al domino y almorzar con sus amigos ,llegaron las 12:00, hora a la que su nieta acababa las clases, ese día le tocaba ir a recogerla a él pues se turnaba con su mujer, (los padres de la criatura estaban trabajando) fue a recoger a su querida nieta al colegio y esperándola en la puerta, un hombre mayor, con un elegante sombrero y un bastón, se acerco a Frank. Hola Frank te acuerdas de mi?- le dijo, !soy Mike!, cuanto tiempo amigo - se reía mientras lo decía. Los dos estaban esperando a sus respectivos nietos, (Mike tenia dos) recordaban sus batallas de jóvenes, hablaron de política, de sus mujeres... Sonó la sirena del  colegio, sus nietos iban a salir, a los instantes aparecieron y se fueron a un parque para seguir hablando y que sus nietos se divirtieran, se sentaron en un banco y mientras los niños saltaban y corrían , Frank dijo:


" Somos perros viejos amigo, acabamos de hablar de muchas cosas, de la gracia  de dios y del infierno que hemos tenido que pasar, pero no hemos hablado de nuestros éxitos, estos reciben muchos nombres; trofeos, medallas, diplomas y galardones, al paso de los años Frank, te das cuenta que son materiales reciclables, que nada de eso te va hacer feliz,si no me crees observa, ahí están,  nuestros grandes éxitos están riéndose y jugando, nada les importa mas que jugar, no tienen preocupaciones, somos nosotros que aún jubilados nos encargamos de ellos, les damos de comer, les ayudamos hacer los deberes, vamos a por ellos al colegio y algunas noches se quedan a dormir con nosotros, nos convertimos en un perfume eterno, imposible de cambiar, les damos esos abrazos que al pasar de los años nunca olvidan, tuvimos a nuestros hijos y ellos a los suyos, pero nosotros disfrutamos de los éxitos de nuestros hijos, he sobrevivido a muchas guerras y al final estos granujillas van a acabar conmigo, cerré con llave el libro sobre mi infancia pues creí que no habría más que añadir, que esa etapa, se había acabado , en cambio, creo que empezaré la segunda parte, hasta que tenga fuerzas y sabiduría que aportarles, no me iré a ningún otro lado".

Las personas más importantes de nuestras vidas físicamente se van,  ya han estado demasiado  tiempo con nosotros, han dicho lo que te tenían que decir, hicieron lo que debían de hacer,( vosotros lo sabéis al igual que yo), de mayor me gustaría parecerme a mi abuelo, tenaz, luchador y astuto, nunca se irán de nuestros sueños, incluso contamos algunas historias a nuestras parejas y amigos,contaremos sus batallas a nuestros hijos y nietos y ellos a los suyos, es por eso que las personas mas influyentes nunca se olvidan. Los abuelos son eternos.



    "Se necesitan dos años para saber a hablar pero más de sesenta para saber callar"

                                                        Ernest Hemingway