Reflexiones e Historias

11/18/2015

Recuerdos Pasados- Parte II


Madrid 31/12/1968

Llevo esperando este momento desde hace mucho tiempo, Elena y yo llevamos saliendo juntos casi ocho años, estoy esperándola en la zumeria de la calle real, hace un sol espléndido, los niños están jugando y están molestando a los mayores tirándoles spray de nieve, todos se ríen, no hay ninguna cara triste por la calle, es nochevieja, es para estar de celebración, fuimos al parque donde nos conocimos, tengo a mi querida agarrada de la mano, este es el momento, solté su mano lentamente y me acerqué con miedo pero con firmeza hacia ella, puse mi cara junto a la suya, puse mis labios al lado de su oreja, con voz una voz dulce y firme(se fueron los nervios en aquel instante) le dije: Te quiero...


Seguidamente me agache, apoye mi rodilla derecha en las piedras de la arena, con el leve gesto de coger algo del bolsillo de la chaqueta,- Elena se agarró las manos, su respiración temblaba- la miraba a los ojos, le enseñe entre mis manos la cajita, la abrí y acto seguido se lo dije: Elena, ¿quieres casarte conmigo?,
 me dijo que "no", le contesté que "¿porque?" a lo que ella me contestó, con  voz amarga y llorando ( nunca antes había visto a Elena llorar, sus ojos brillaban por los rayos que ofrecía el sol, en ese momento estaba en schock):

"No puedo casarme contigo, no es que no te quiera, es que...mmm.. no quería que llegase este momento, eres lo mas importante que me ha pasado, lo sabes cariño, hace menos de cuatro meses los médicos me detectaron demencia senil, al cabo de los años no recordaré nada de lo que haya hecho, solo recordaré momentos vividos como si fuera el presente, estaré viviendo en el pasado".

"¿Crees que te voy a dejar por esa extraña y estúpida enfermedad? te has vuelto loca pequeña, no pienso separarme de ti, los dos lucharemos contra esa enfermedad, creeme, habrá alguna manera de contrarrestar los efectos, eres mía, siempre lo serás, creí que fuiste una ilusión cuando te conocí, al final resulto ser real y ahora que te tengo aquí a mi lado, no retiro mi propuesta,¿ te quieres casar conmigo?"

Se vivió un momento de tristeza, un sentimiento que ninguna película de hollywood pueda explicar, pero al final Elena aceptó alegramente y emocionada la propuesta del matrimonio.

A la noche, estábamos en la puerta de Alcalá, faltaban veinte minutos( siempre lo recordaré) para que acabara el año, todas las personas estaban de celebración, Elena me miró a los ojos, agarró mi mano y me lo puso sutilmente en su barriga, estaba confuso, la miré, nos miramos, asentamos los dos la cabeza, fue el mejor día de mi vida.
 
 Madrid 29/01/1969

Estamos en sala de espera del ginecólogo, después de varios minutos nos toca entrar, en la revisión, el doctor nos comentó que hay dos niños, en mi cara se podía apreciar cara de orgullo, de felicidad y susto, pues tenía que trabajar más para tener suficiente para comer ,ahora que íbamos a ser dos más en la familia, pero al ver la cara de felicidad de mi mujer y su mirada turquesa, sonreí,sonreímos mutuamente mirándonos y cogidos de la mano.


  Madrid 24/05/1969

Todos con sus mejores galas, la madre de la novia, estaba contemplando como estaba de resplandeciente su hija con el vestido blanco, Elena no podía abrocharselo y la madre con gotas de rocío en las pestañas se levanto a ayudarla.

Mientras tanto,estoy en el cuarto solo, terminé de vestirme, tan solo me faltaba ponerme la pajarita, me predispuse hacérmela delante del espejo, pero de pronto olvidé de como se hacia, me vinieron  a la cabeza todos los montos que he pasado con mi futura mujer, los sitios donde hemos viajado, las aventuras que tenemos pensado hacer, los hijos que íbamos a tener.

Llegó el momento, estaba en el altar esperando a que Elena llegara, empezó a sonar la canción nupcial, se abrieron las majestuosas puertas de la iglesia y allí estaba ella, con su vestido y velo blanco,era  resplandeciente, y yo contemplando como se acercaba, me volvió a invadir en la cara esa sonrisa que tuve cuando la conocí.

"Querida Elena, mi pensamiento al levantarme siempre has sido tu, mis acciones durante todos los años de nuestras vidas siempre han sido con el fin de hacerte feliz, cuida de nuestros hijos cuando yo no esté a tu lado, no habrá nadie que pueda sustituirte pequeña, lo estarás descubriendo ahora, mi hermano te lo habrá entregado como le dije, nunca te conté que padecía la misma enfermedad que tienes tu, ¿porque? tenía miedo, sabía que conmigo estaba todo perdido, pero aún había esperanzas en ti, te amo, te necesité para vivir y me diste todo lo que uno pueda necesitar para vivir feliz, las despededias nunca me gustaron asi que, luego nos vemos preciosa."



Pasaron los años y mi enfermedad evolucionó como estaba previsto, pero mi querido David pensó que, escribiendo en un diario las fechas más importantes de nuestras vidas y leyendomelas todos los días, no empeoraría y al final resultó que la misma enfermedad pudo con él, en cambio a mi me salvo temporalmente, puesto que escribo para concienciar a las personas de que el amor existe y da igual las adversidades que hayan en los caminos de las personas que amamos, debemos ser ese bastón donde se pueda apoyar, ese espejo donde se pueda ver reflejada y se de cuenta que es una persona hermosa. ¡Te quiero cariño, ahora nos vemos!.


"Se dice que muchas vidas están ligadas a través del tiempo, conectadas por un llamado ancestral que hace eco a través de los años, algunas personas se desquician por no haberlas encontrado aún, no os preocupeis toda persona encuentra a su acompañante en su vida, el amor es como cuando escribimos, una vez empezamos a escribir solo paramos cuando no nos queda tinta".